¿UN PLATILLO VOLANTE DISFRAZADO DE NUBE?

A mí no me engañan los fanáticos religiosos ni los escépticos de raza; ciegos, sordos y incrédulos para todo. No me desanima la frialdad del cálculo científico, poco amistoso con las fantasías. Tengo asumida como una certeza personal incuestionable la existencia de vida más allá de la Tierra, e incluso inteligente y avanzada tecnológicamente. No quiero decir con eso que no me sorprendería un encuentro eventual con un visitante del espacio exterior, pero sería más bien en plan “¡coño! ¿qué haces aquí?” antes que del rollo “¡¡¡hostia!!! ¡¡¡tenía razón el tarado del pueblo: existís!!!”

El otro día, mientras descendía del pico de una montaña nevada y ventosa, me encontré con esta escena, y pensé, con toda naturalidad: “Vaya, mira… un OVNI camuflado en forma de nube…”

Aquí había una foto de una nube en forma de platillo volante

Pues no; no lo era. Me quedé convencido de ello, más que nada porque después de pocos segundos la nube sospechosa empezó a perder su forma potencialmente paranormal y espoleadora de imaginaciones. Si los visitantes del espacio exterior disponen de mecanismos de camuflaje tan perfeccionados que pueden emular las formas aleatorias que toman las nubes, eso es otra cosa; aquí ya no me meto…

Yo tenía que darme prisa en bajar de la montaña, no fuera que comenzara una invasión planetaria y me la perdiera…

HQNVR

Cima del Ben Lomond, Queenstown, provincia de Otago; Nueva Zelanda – Octubre de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s