Esto es el blog del hombre que no quería nada, un blog para toda la familia; hombres, mujeres y animales que no desean cosas, pero también para los que sí las desean y viven más o menos engañados en su persecución.

De hecho, tener ambiciones o no tenerlas, querer o no querer, es totalmente indiferente: porque aunque parezca extraño esto no es nada más que un blog de ocio y viajes, pensado, construído y mantenido desde una perspectiva bastante singular y personal, la mía (la que me proporciona ser quien soy y el hecho de seguir la filosofía del no-querer), que, no hace falta decirlo, no es la mejor ni la más deseable ni la más ejemplar.

Aquí había una imagen muy guay

Ocio

Mi nombre es David Castejón, y soy un maestro en el sendero del no-querer; cinturón negro, quinto dan, con una experiencia contrastada a lo largo de años y años de una falta de deseo a veces obligada, a veces voluntaria. Como ideólogo y autor de este blog os haré ahora una breve presentación acerca de cuáles son sus propósitos, cuál es su utilidad (si tiene alguna) y cuáles serán sus contenidos.

 Antes de continuar, sin embargo, una advertencia muy importante: tenéis que saber que esto es un blog un poco freak, no apto para personas que tengan el mal vicio de tomarse la vida de manera demasiado seria. Como responsable de todo lo que aquí se va a escribir y leer no quiero que a nadie se le ocurra imitarme y adoptar la filosofía del no-querer, sin haber reflexionado sobre ello previamente de manera profunda. Los lugares que cito en mis publicaciones y las actividades que describo se pueden disfrutar igualmente siendo una persona ambiciosa y desesperada por obtener cosas. Que nadie se inscriba en sectas u órdenes religiosos, ni por supuesto que nadie se abstenga de perseguir sus objetivos sin estar espiritualmente preparado para afrontar una empresa de tal magnitud. Si bien lo que escribo lo escribo convencido de no querer ni perseguir nada concreto en esta vida, no pretendo que ningún lector que se deje caer por aquí acabe renunciando a las satisfacciones legítimas de los objetivos deseados, luchados y obtenidos.

Aquí había una imagen muy guay

Viajes

Bien, pues vamos al grano: como ya he dicho más arriba, el hombre que no quería nada es básicamente un blog de ocio y viajes, en el cual podréis encontrar información relativa a estas dos actividades que resultan tan enriquecedoras para el espíritu humano. El objetivo no es tanto el de ofrecer recomendaciones concretas sobre qué hacer o adónde ir, ni tampoco el de facilitar detalles o datos exhaustivos sobre restaurantes, bares, clubes nocturnos o cualquier otro lugar donde poner los pies y pasar el rato (¡esto no es un directorio ni una base de datos!); sino más bien el de inspirar y sugerir ideas (esperemos), o como mínimo daros la oportunidad de pasar un rato entretenido cuando os canséis de ver vídeos absurdos y descargar porno de Internet. Todo a partir del relato de mis experiencias reales, narradas siempre con un toque de humor, y desde el punto de vista particular que me confiere el hecho de no desear nada en especial.

Aquí había una señal de "prohibido follar"Aquí había una señal de "prohibido comer o beber"Porque se puede respirar, vivir, divertirse, soñar, viajar, completar proyectos, satisfacer aspiraciones y hacer cosas sin querer nada. Sin presiones, sin obsesiones, como por accidente. Y porque los hombres y las mujeres no siempre queremos o hemos querido cosas (muchas veces sí, vale, pero no siempre), más allá del simple hecho de vivir en paz y sin agobios, pasando un buen rato.

                                        Aquí había una señal de "prohibido el dinero"   Aquí había una señal de "prohibido viajar"

En definitiva: que en este blog encontraréis una buena parte de todo eso que la gran mayoría desea, en forma de experiencias viajeras y de ocio. Y bien… aunque eso haga que lo deseéis, si cabe, con más fuerza que antes, también hallaréis, al mismo tiempo y en estas mismas páginas, la oportunidad y las herramientas para liberaros de las cadenas del deseo que os mantienen prisioneros en la búsqueda de cosas que no necesitáis en realidad.

Porque el blog lo he concebido y lo escribo como hombre que sólo quiere ser, existir en paz; como hombre que piensa que el mundo y la vida deben fluir libres; como hombre que simplemente acepta lo que sea que tenga que venir, con serenidad. Sin preocupaciones ni dolores de cabeza.

¡SED PUES BIENVENIDOS! ¡SENTAOS A LEER, Y GOZAD DE TRANQUILO VIAJE A TRAVÉS DE ESTAS PÁGINAS QUE OS OFREZCO! ¡QUE LA VIDA SON CUATRO DÍAS, Y TAMPOCO HACE FALTA GASTARLOS TODOS FORMULANDO DESEOS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s